Arxius mensuals: Agost de 2009

EL BLOC ALERTA DE QUE EL CORREDOR MEDITERRÁNEO “PELIGRA” POR EL APOYO A LA LÍNEA DEL PIRINEO CENTRAL.


2008-09-11_IMG_2008-09-04_01.26.45__JV016CV001.jpgLAS PROVINCIAS, 26.08.09 – REDACCIÓN | CASTELLÓN

MERCANCÍAS. El corredor debe unir Castellón con Francia.

/LP Nomdedéu presenta una declaración para instar a eurodiputados a apoyar la línea litoral El portavoz del Bloc en el Ayuntamiento de Castellón, Enric Nomdedéu, ha anunciado que presentará al pleno de la ciudad una declaración institucional para instar tanto a la Generalitat como al Ministerio de Fomento y a los europarlamentarios españoles en la Comisión Europea de Transportes que «presionen para lograr que el corredor mediterráneo de mercancías sea una realidad». La declaración nace de los temores surgidos en el seno del Bloc por el apoyo que, según los nacionalistas, ha recibido la línea ferroviaria del Pirineo central, que conectaría Valencia con la frontera francesa por el interior, a través de la localidad oscense de Canfranc. «Actualmente la ejecución del corredor mediterráneo de mercancías peligra, ya que se está barajando seriamente la posibilidad de que esta vía férrea conecte Algeciras hasta Valencia para después romper hacia el interior; de hecho, el Ministerio destinó ya cinco millones de euros para el estudio del corredor del Pirineo central, un trazado incompatible con el mediterráneo», señala la declaración preparada por el Bloc. Esta circunstancia lleva al portavoz nacionalista a acusar a PP y PSOE de «oponerse» al corredor mediterráneo por la costa. Una opción que, añadió Nomdedéu, defenderá la eurodiputada de Coalició per Europa (formación con la que concurrió el Bloc a las pasadas europeas) Izaskun Bilbao, mientras que «ha quedado claro el nulo trabajo de los eurodiputados valencianos de PP y PSOE, para quienes esta infraestructura no es prioritaria». Por eso, el Bloc quiere instar a los eurodiputados, Consell y Gobierno a apoyar la alternativa litoral del corredor ferroviario.

CIU EXIGE QUE MONTILLA “PONGA FIRME” A MAGDALENA ÁLVAREZ POR EL EJE MEDITERRÁNEO


corredor-mediterraniLEVANTE-EMV, 25/08/2009.

Tremosa acusa a los eurodiputados socialistas de ir contra los intereses valencianos y catalanes

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

EFE BARCELONA El eurodiputado de CiU Ramón Tremosa exigió ayer al presidente de la Generalitat, José Montilla, que “ponga firmes” a los eurodiputados socialistas y a la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez, por sus supuestos “movimientos en Bruselas y Madrid para impedir el eje ferroviario mediterráneo”.Tremosa consideró una “estafa” que Montilla “asista impasible” a los movimientos de la ex ministra para buscar “apoyos entre socialistas y populares y, una vez más, ir en contra de los intereses catalanes y valencianos”.Según el nacionalista, la ex ministra Magdalena Álvarez defenderá juntamente con el PP la construcción, en primer lugar, del corredor del Eje Central de los Pirineos.”Si finalmente el primer tren de ancho europeo de mercaderías se realiza entre Zaragoza, el Pirineo aragonés y Francia, estaremos ante una estafa electoral, ya que Montilla y el Govern se comprometieron a que el corredor mediterráneo sería prioritario”, ha advertido. Asimismo, ha evidenciado que de impulsarse primero la conexión de tren por Aragón en lugar del eje mediterráneo, “volverá a pasar lo mismo que con el AVE, que empezó a construirse de Madrid hacia Sevilla”, y ha augurado: “durante unas décadas estaremos fuera de juego y perderemos muchas oportunidades de negocio y de futuro”.

EL CORREDOR MEDITERRÁNEO SE CONSTRUIRÁ CON AYUDA DEL SECTOR PRIVADO


fora viesLEVANTE-EMV, 24/08/2009.

El ministro de Fomento “no ve lógico” que el eje ferroviario se excluyera del primer trazado de las redes transeuropeas de transportes en 2003 cuando gobernaba el PP.

E. PRESS/J. M. V. VALENCIA El ministro de Fomento, José Blanco, avanzó ayer que el desarrollo del corredor mediterráneo para viajeros y mercancías, obra fundamental para el futuro de la economía de la Comunitat Valenciana, se realizará en colaboración con el sector privado. Según Blanco, el apoyo de las empresas privadas permitirá impulsar “grandes infraestructuras”, entre las que destacó el corredor mediterráneo, que será incluido en la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T) a principios de 2010, coincidiendo con la presidencia española de la Unión Europea.
El ministro aseguró que no ve “lógico”, que este corredor “fundamental” no fuera incluido en 2003, cuando se definió por primera vez el trazado de la red. “No entiendo la razón” de esta exclusión, enfatizó. El titular socialista de Fomento afeaba con estas declaraciones al ex presidente José María Aznar, del PP, y a su ex ministro, Francisco Álvarez Cascos, bajo cuyo mandato quedó fuera de las redes transeuropeas esta conexión férrea. Además, en la misma época, la popular Loyola de Palacio era la Comisaria de Transportes de la CE.
El pasado 14 de mayo, se intensificó la polémica política a cuenta del eje mediterráneo. Aprovechando la visita del Comisario de Transportes, Antonio Tajani, a Valencia, tanto la alcaldesa Rita Barberá como el presidente del Consell, Francisco Camps, exigieron al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que reclame a las autoridades europeas la máxima prioridad para este proyecto.
El 19 de mayo el propio Congreso, a partir de una propuesta de Esquerra Republicana de Cataluña, apoyada por el PSOE y el PP, solicitó al Gobierno que el Corredor Mediterráneo esté en marcha en 2015. Las Corts Valencianes, con el respaldo del PP, PSPV y Compromís, también elevaron en mayo una propuesta a Zapatero para que se considere prioritario el eje. El acuerdo surgido del parlamento nacional, tal como publicó Levante-EMV, destacó por el nivel de detalle con el que se amarran las futuras decisiones de Fomento y por la concreción con que se especifican todas las provincias españolas -doce- que se verán implicadas en el trazado, que arranca en Cádiz y culmina en la frontera francesa.
De hecho, el relevo en el Ministerio de Fomento, al sustituir José Blanco a Magdalena Álvarez, ha confirmado la apuesta del nuevo responsable ministerial por esta obra que ha calificado en varias ocasiones como “una prioridad” para el ejecutivo socialista.
Sobre el concurso del sector privado en las futuras obras públicas, Blanco matizó ayer que no se contempla “ningún tipo de privatización de ningún servicios ferroviario”. Ello no es incompatible, a su juicio, con la posibilidad que estudia el ministerio de realizar concesiones a empresas privadas para el mantenimiento de las infraestructuras, como ocurre con las autovías, o para impulsar otras inversiones necesarias en el país.

LAS AGUAS FECALES DE 200.000 VALENCIANOS DESEMBOCAN EN EL MAR SIN DEPURAR


bany perillós
La foto al diari és la de la platja de Meliana, on van a parar les aigües fecals de Meliana i Roca. Fa temps denunciàrem els incompliments en el sanejament de Roca (punxeu ací: Què passa amb la separació d’aigües de Roca?) . A Cuiper, el problema està en vies de resoldre’s i les obres s’estan executant a càrrec del Pla d’Inversions Locals – pla Zapatero – i amb l’acord de tots els grups municipals de l’Ajuntament de Foios (punxeu ací: Las obras del alcantarillado concluirán en ocho meses).

LAS PROVINCIAS, 16/08/2009.
M. J. CARCHANO VALENCIA

Naciones Unidas identifica el entorno de Valencia como punto negro prioritario de contaminación en el Mediterráneo por los vertidos industriales y las aguas residuales urbanas. Los vertidos fecales llegan hasta el litoral valenciano, en algunos casos, tal y como salen de las viviendas. Y muchos vecinos ni siquiera lo saben. En total, los residuos urbanos de más de 200.000 valencianos de al menos 15 municipios llegan hasta el litoral sin haberse depurado de forma correcta, contaminando las playas en la que nos bañamos.

La presión urbanística y la falta de suficientes plantas depuradoras o de insuficiente tratamiento en algunos puntos de la costa valenciana han sido incluso motivo de denuncia por parte de la Unión Europea, cuya normativa establece que es delito verter al mar las aguas residuales sin depurar. Pese a que hace ya varios años que entró en vigor esta normativa europea, al menos en 15 grandes localidades de la Comunitat Valenciana no se depura de forma correcta. En muchas más, incluso en Valencia, las plantas no dan abasto y parte de las aguas residuales no se tratan correctamente. Las últimas tecnologías permiten incluso depurar los vertidos hasta su reutilización para otros usos.
Tanto Ecologistas en Acción como Greenpeace han alertado, principalmente, de la situación en Castellón, donde el tratamiento de las aguas residuales de unas 150.000 personas de Vinaròs, Peñíscola, Alcalà de Xivert, Alcossebre y Benicarló, además de Moncofa y Oropesa, es insuficiente. En el norte de la provincia, los residuos urbanos tan sólo reciben un pretratamiento y llegan directamente al mar a través de un emisario submarino.
Julio Varea, de Greenpeace, explica además que los vertidos industriales en Castellón son «muy graves. Principalmente en el polígono del Serrallo, donde está ubicada una refinería. El río Mijares vierte al mar muy contaminado», explica.
En la provincia de Valencia hay problemas muy graves de depuración. Por ejemplo, los residuos de 12.000 habitantes de Meliana van a parar a las acequias de la huerta y desde allí, directamente, al mar. Es más, en los dos kilómetros de playa de esta localidad, situada junto a Alboraya, no está permitido el baño. Algo similar ocurre en Massalfassar, con 2.000 habitantes.
Jesús lleva mucho tiempo acudiendo a la playa de Meliana y admite que en «los últimos tres o cuatro años ha habido una mejora, porque antes yo me encontraba hasta gatos, perros y ovejas muertos». Jesús añade, sin embargo, que todavía «deja bastante que desear. Las acequias de los huertos que desembocan aquí arrastran tomates y pimientos». Mati, vecina de Alboraya, afirma que es «una pena» que la playa de Meliana «esté tan sucia, pues es muy tranquila para pasear».
En Massamagrell todavía hay una acequia que vierte al mar aguas residuales, aunque en este caso la competencia pertenece a La Pobla de Farnals. «Ya les hemos pedido en varias ocasiones que solucionen el problema de los vertidos», dice Jorge Ferrer, concejal de Medio Ambiente de Massamagrell.
En Puçol, pese a que las acequias ya no vierten aguas residuales sin tratar, la calidad de las aguas no ha sido lo deseable y no se ha conseguido este año la bandera azul. En realidad, ninguna playa de l’Horta Nord cuenta con este distintivo. En Alboraya, antes de celebrarse la Copa América, se instalaron unas redes para que no se vertieran sólidos al mar. Y es que, por ejemplo, a la acequia de Vera todavía llegan aguas residuales de unos 10.000 vecinos del norte de Valencia con tan sólo un pretratamiento, que no una depuración. Y llega a las playas con más usuarios de Valencia, la de la Patacona.
Desde Acció Ecologista Agró explican sin embargo que se desconoce realmente la situación de depuración en l’Horta. «La mayoría de alquerías de la huerta no están conectadas a ninguna depuradora, así como algunos barrios o calles de cada población», explica un representante de la organización, que no quiere echar la culpa a los agricultores.
Escasa capacidad
En las zonas más turísticas, el problema principal es que llegado el verano, las depuradoras no pueden asumir todas las aguas fecales que llegan para ser tratadas por el aumento de población. Ocurre en Arenals del Sol, en Elx, en Torrevieja, en urbanizaciones de Orihuela o incluso en la playa del Postiguet, junto al puerto de la ciudad de Alicante. En total, más de 50.000 personas.
Los vecinos de la playa de San Gabriel, una pequeña cala alicantina, luchan porque se recupere una zona que puede que desaparezca con la ampliación del puerto de Alicante. Mientras, se bañan entre aguas sin una buena depuración por el vertido del emisario submarino.
ANTE EL JUEZ POR VERTIDOS

Las alcaldesas de Alpuente y Alzira ya se han sentado en el banquillo por contaminar rios.

16.08.09 –
M. J. C.
| VALENCIA
Arrojar vertidos residuales a un parque natural es un delito. En Sueca, los vecinos ya han salido a las calles en varias ocasiones para protestar por la escasa salubridad de las aguas de la playa de la Motilla. La Unión Europea condenó al Gobierno español en 2007 por incumplir la normativa europea sobre tratamiento de aguas residuales en este punto del litoral valenciano.
El proceso ante el Tribunal se inició en 2005, después de que la Comisión Europea abriese en 2001 un procedimiento a raíz de una denuncia de vecinos de Motilla que alertaba sobre la contaminación de las aguas de baño.
Los jueces europeos dieron la razón al Ejecutivo comunitario y consideraron que España no tomó las medidas necesarias para garantizar que los residuos fueran sometidos a un tratamiento adecuado antes de llegar al mar. En realidad, en la Unión Europea actúan tras una denuncia de lo svecinos. Y no han actuado en otros puntos del litoral porque no ha habido otras denuncias.
Más al interior, las alcaldesas de Alzira y Alpuente, Elena Bastidas y Amparo Rodríguez, por permitir que se vertieran aguas residuales al río Júcar y al río Tuéjar. Más de dos años de prisión podían caerles por estos delitos.
Bastidas, imputada, declaró a petición del fiscal a finales del año pasado en el marco de unas diligencias abiertas en 2006 como consecuencia de una denuncia interpuesta por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).
La edil de Alzira está siendo investigada por vertidos de aguas sin depurar en el río Júcar entre 2004 y 2006. Los hechos supuestamente delictivos se concretan en el colector que daba servicio al polígono industrial del Tulell y que vertía directamente en el citado río sin que antes mediara ningún proceso de depuración de las aguas residuales. «No existía sistema de tratamiento de residuos y todo llegaba directamente al cauce del Júcar», explican fuentes del Ministerio Público.
La Confederación Hidrográfica del Júcar alertó de los hechos al Ayuntamiento, pero éste delegó la responsabilidad de solucionar el problema en el Ministerio de Medio Ambiente. Fue entonces cuando la CHJ acudió al juzgado ante la persistencia del problema. El instructor ordenó que se tomaran muestras y requirió un informe al Instituto de Medicina Legal para determinar la toxicidad de los vertidos. El forense ecotoxicólogo confirmó que los vertidos «podían causar grave daño al medio ambiente».
400 municipios
La Comisión Europea ya abrió un expediente contra España al constatar que más de 400 localidades del país no disponen todavía de un sistema de tratamiento de aguas residuales conforme a la normativa medioambiental comunitaria. El expediente adopta la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción. El caso podría acabar ante el Tribunal de Luxemburgo.
Stavros Dimas, el comisario de Medio Ambiente, se ha declarado «muy preocupado» por que «en un Estado miembro donde el agua es un recurso escaso y precioso, un gran número de localidades vierten a los ríos y al mar, incluso en zonas sensibles, aguas residuales que no han sido tratadas correctamente». Por eso ha pedido a España que adopte las «medidas inmediatas para remediar esta situación».
La Comisión ha lanzado dos ultimátum a las autoridades españolas en dos casos concretos y similares de vulneración de la directiva de 1991 sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas.
LOS BAÑISTAS DENUNCIAN SUCIEDAD Y MAL OLOR EN PLAYAS DONDE SE VIERTEN AGUAS FECALES.
LAS PROVINCIAS, 17/08/2009.
Banyistes a la nostra platja.

Banyistes a la nostra platja.

La Comunitat Valenciana es la autonomía con más certificados de calidad en su costa.

Los bañistas de playas valencianas han denunciado la suciedad y mal olor que hay en algunas de ellas. Plásticos, botellas vacías, restos de comida y hasta compresas son varios de los objetos que los usuarios de los arenales aseguran haber visto flotando en las aguas, a lo que se añade el hedor en varias zonas.
Posiblemente este último procedente de las aguas fecales de 200.000 valencianos que desembocan en el mar sin depurar, restando calidad a buena parte de las aguas.
Pero esto no está restando afluencia. David y Cristina son dos de los bañistas que ayer se encontraban en la playa de la Patacona. «He llegado a ver hasta compresas», explicó ella, a lo que él añadió que también «plásticos, varios papeles y botellas vacías».
Incluso cuando sales del agua «notas que el agua no sabe igual que en otras playas, es bastante diferente», matizó Cristina. David aseguró que a todo esto hay que añadir «el mal olor, que sobre todo en días de poniente se nota muchísimo». Ambos hallan una diferencia. Han estado en otras playas y aunque está más limpia, sólo en la de la Patacona y en alguna otra más han visto tanta suciedad de objetos dentro del agua.
Carmen y Marivi son otras dos bañistas que estaban ayer en la misma playa. Explicaron que en el agua pueden encontrarse «plásticos, compresas y casi de todo, pero no sólo en esta, la Malvarrosa está mucho peor». Y eso que afirmaron que últimamente la playa de la Patacona ha mejorado bastante, el agua está más limpia pero todavía te encuentras sorpresas desagradables en ella.
Dos bañistas, que prefirieron quedar en el anonimato, aseguraron que de la zona donde se encontraban (también en la Patacona) no pasaban por el agua sucia.
Una última pareja, Paco y Loli, fueron más allá e incluso afirmaron que su presencia en la Patacona era «porque nos hemos dormido, solemos ir a Cullera porque el agua de esta zona no tiene calidad ya que está sucia», señaló ella, mientras él añadió que esta mala calidad «viene desde hace años».
Esta problemática de vertidos de aguas fecales quedó solucionada hace años por Massalfassar, que se conectó a la depuradora de la Pobla Farnals desde que esta se construyó. Una EDAR a la que se unirá este año Museros gracias a las obras del plan Zapatero.
Pero no todo es negativo. Los litorales valencianos siguen acumulando gran cantidad de usuarios y ayer la consellera de Turisme, Angélica Such, destacó ayer que las playas de la Comunitat «combinan calidad en el servicio y respecto al medio ambiente». Estas características convierten a la valenciana en «la primera comunidad autónoma en número de certificados de calidad y gestión medioambiental en sus playas».
Such indicó que el 66% de los municipios costeros certificados tienen sistemas de gestión de calidad y del medio ambiente. «Unos certificados que avalan el cumplimiento de rigurosos requisitos y constatan el compromiso de todos sus agentes en pro de incrementar la competitividad de los recursos turísticos valencianos manteniendo las condiciones ambientales que les caracteriza», subrayó.
La provincia de Alicante tiene todas sus playas certificadas bajo ambos tipos de gestión, seguida de Castellón y Valencia respectivamente. Such incidió en que la conselleria de Turisme «apoya directamente estas iniciativas desde el año 2002», y resaltó que fue «la primera autonomía que fomentó este tipo de incentivos y sirvió de referente».

NOTÍCIES D’ALTRES POBLES SOBRE L’AVE VALÈNCIA-CASTELLÓ


2008-09-11_IMG_2008-09-04_01.26.45__JV016CV001.jpgHORTANOTICIAS, 07/08/2009: LA OFERTA “CARIÑOSA” DE FOMENTO PASA POR CONSTRUIR UN VIADUCTO Y SACAR LAS VÍAS DEL CENTRO DE PUÇOL DESCARTANDO EL SOTERRAMIENTO

HORTANOTICIAS, 07/08/2009: EL PP AFIRMA QUE LA REUNIÓN DE MARTÍ Y BUSTO CON FOMENTO PONE EN PELIGRO LA UNIDAD DE ACCIÓN AL NO EXIGIR EL SOTERRAMIENTO DE LAS VÍAS

LEVANTE/EMV, 08/08/2009: FOMENTO RECHAZA SOTERRAR EL AVE A SU PASO POR PUÇOL

LAS PROVINCIAS, 08/08/2009: FOMENTO VUELVE A RECHAZAR EL SOTERRAMIENTO DEL AVE POR PUÇOL

EL PAÍS, 08/08/2009: CUATRO MUNICIPIOS DE LA PLANA PIDEN MEDIDAS CONTRA EL IMPACTO DEL AVE

ES CHUFA, NO CESPED


lhorta-serredal “Es chufa, no césped” és un interessant article publicat a “El Viajero” suplement de viatges del diari “El País” que fa un repàs per l’horta i per la nostra comarca des d’un punt de vista turístic:

En bici o a pie por la huerta de Valencia, cuyo origen se remonta al siglo XII

JOAN OLEAQUE / Valencia – 13/06/2009

Un martes cualquiera, más de un centenar de cajas de verduras y frutas cultivadas sin ninguna intervención química se apilan en la tradicional Alquería de Vicent Martí. Sobre todo cuando llega el buen tiempo, acuden a comprarlas gente de la ciudad que quieren catar la soleada naturaleza. Esta alquería es núcleo de visita en peregrinación, situado en plena Huerta de Alboraya, a unos seis kilómetros al norte de Valencia. Se trata de una zona netamente identificada con la horchata y mucho de aquello que a la vista del profano parece césped es planta de chufa. Pero en los huertos de este agricultor hay esperando lechugas y acelgas, calabacines, patatas, manzanas y peras. Y gallinas, un caballo, perros, los aparejos de labranza, y todo el aroma de ancestro cercano que aún emana la huerta de Valencia. Es el círculo verde lleno de mito que abraza la ciudad mediterránea. Y que a punto ha estado de ser eliminado a causa del urbanismo salvaje.

“No parece que nada bueno pueda salir de la crisis”, opina Vicent Martí, que en 2006 recibió el premio al mejor agricultor español. “Pero la verdad es que ha parado los peores proyectos urbanizadores que afectaban a la huerta”, reconoce. Porque el afán cementero de los últimos tiempos ha llegado incluso al comercio y al tapiado generalizado de tramos de acequias, los canales de riego que ejemplifican la histórica arquitectura del agua de Valencia. Siete acequias dependen del Tribunal de las Aguas, y otra más, la Real Acequia de Moncada, pervive fuera de él. Junto con el área de riego del canal del Turia, definen las 12.000 hectáreas de huerta que quedan.

Los análisis oficiales indican que en 1950 había desaparecido un 10% de la huerta histórica, y que, en 2006, se había perdido ya el 30% (hay quien eleva el porcentaje). No se ha ido sólo con ello tierra cultivable, sino también un patrimonio cultural y vital que deriva del siglo XII. La Agencia Europea de Medio Ambiente identifica sólo cinco paisajes en Europa similares. De ellos, éste resulta el más complejo y significativo.

Y es, además, un recurso de disfrute para un área metropolitana de un millón y medio de personas. Como refleja el Plan de Acción Territorial de Protección de la Huerta de Valencia, se trata de un espacio natural disperso “con una densa red de recorridos aptos para su uso ciclista y peatonal”. Molinos, alquerías y campos brotan sin folclore, como historia viva que ha logrado perdurar.

Por eso, en los últimos tiempos, han cobrado fuerza las excursiones a la llamada Alquería del Magistre, una suerte de museo etnológico sobre el cultivo de la chufa en Alboraya. Se prodigan, pues, las rutas a través de las diferentes zonas de huerta. Lo mejor es aparcar el vehículo con el que hayamos llegado y ponernos a caminar, preguntando a los labradores. “Cerca de aquí, en el llamado Campo del Abuelo, encontramos uno de los raros tramos sin cimentar que aún quedan de la acequia Rascaña”, indica Vicent Martí, que describe la visión como “una explosión de vegetación”. Podemos recorrer los campos que unen la cercana Meliana con el pueblo de Massalfassar, mientras saltamos acequias y olemos los naranjos, las alcachofas y los melones. Nos observan hombres, tierras y aves conectadas a vivencias que se pierden en el tiempo. Todo junto es una experiencia sensorial tan intensa como barata.

La Huerta Norte es la que mejor se conserva. Por eso puede resultar muy agradecido pasear a través de su barranco del Carraixet, que desemboca en Alboraya y nace en la sierra Calderona. “Encontraremos en él geografías llenas de flora y fauna impresionantes”, explica Laia Carreras, experta en corrección y edición de libros que ha vivido durante largos años en la huerta. La garza y el martín pescador destacan en un entorno en el que se ha llegado a censar hasta 30.000 ejemplares de aves anuales. En otro punto, también nos puede sorprender el llamado Arco de Moncada, un tramo de la acequia del mismo nombre, caracterizado por los puentes y por los molinos.

Pedalear 20 kilómetros

Otra de las opciones es tomar la llamada Vía Churra, que dispone de carril bici. El recorrido, partiendo desde Valencia -si salimos en metro, desde la estación Aragón, y si lo emprendemos en bici, desde la Universidad Politécnica- dispone unos 20 kilómetros a través de la Huerta Norte. La idea es pedalear por donde antes discurrían los trenes en dirección a Aragón. A partir del pueblo de Meliana, el recorrido está señalizado como Vía Augusta.

“Haciendo esa ruta repasamos la huerta que resulta más productiva en sus cultivos”, explica Enric Navarro, productor de horchata ecológica y ganador del premio Biocultura 2008. “Pero”, continúa, “la Huerta Sur nos ofrece también zonas interesantes”. Pese a que ésta aparece casi arrasada -no tanto en el pueblo de Picaña-, Navarro recomienda la que se encuentra enfrente de la Ciudad de las Ciencias de Valencia. “Es la huerta que vemos en los parajes del Pou d’Aparisi y de la ermita del Fiscal”. Permite un paseo oxigenante y cautivador, y nos ofrece “gran diversidad de cultivos y acequias sin tapiar”. Se sabe que Carl Steinitz, prestigioso experto de Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Harvard, se sintió impactado cuando descubrió esta visión durante un congreso valenciano al que fue invitado. Hizo una llamada pública a su conservación. Por ahora, se le ha hecho caso.

Guía

Cómo llegar

Desde Valencia, hay dos trayectos en metro (www.metrovalencia.es). En ambos es bueno conjugar metro con bici, que se pueden alquilar en www.doyoubike.com.

» Vía Churra: desde la estación de Aragón (línea 3) a la de Rafelbunyol (línea 3).

» Acequia de Moncada: desde Burjassot (línea 1) hasta Albalat dels Sorells (línea 3).

Dormir

» Hotel Masía de Lacy (www.monteorandi.com; 961 44 05 67). Carretera Náquera-Massamagrell, kilómetro 8. En plena huerta y a diez minutos de Valencia. Con áreas verdes y una extensa pinacoteca. La habitación doble, desde 107 euros.

Visitas

» Alquería del Magistre (www.elmachistre.es; 655 57 07 61). Partida Masmardá, 51. Alboraya. Impresionante casa señorial tradicional reconvertida en museo de la chufa. La visita guiada se acuerda por teléfono, cuesta 9 euros e incluye una cata de horchata.

» Museo Comarcal de l’Horta Sud (www.museuhortasud.com; 961 58 82 21) Mare de Déu de l’Olivar, 30. Torrente. Centro de conservación y difusión del patrimonio cultural de la Huerta Sur. De lunes a viernes de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00. Visita gratuita.